El día de la cirugía

PEDSURG

El día de la Cirugía

Qué esperar el día de la cirugía:
Es extremadamente importante que haya seguido todas las instrucciones que el cirujano le dio durante la consulta preoperatoria. Llegar a una hora incorrecta o dejar que su hijo coma o beba después del horario prescripto puede causar demoras en la cirugía, o incluso es posible que ésta deba ser pospuesta o cancelada.
Es conveniente que realice los preparativos necesarios para el cuidado de los hijos que deben permanecer en el hogar. Deberá centrar toda su atención en la cirugía a la que será sometido su hijo.
Antes de ir al hospital, quite todas las alhajas que lleve su hijo (por ejemplo, relojes, collares o aros) y déjelos en su casa para que no se pierdan. Además, sáquele el esmalte de uñas para que se pueda observar el color de los lechos ungueales durante y después de la cirugía.
Una vez en la clínica, es probable que ocurra lo siguiente:

  • Le pondrán a su hijo una bata hospitalaria.
  • Le colocarán a su hijo un brazalete de identificación de la clínica que lleva su nombre, fecha de nacimiento y el número del hospital.
  • Se controlarán los signos vitales como la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria y la presión sanguínea.
  • A usted le formularán muchas de las preguntas que ya ha contestado. Es una medida de seguridad para verificar que toda la información de la historia clínica de su hijo es correcta. Le preguntarán sobre alergias, medicamentos y enfermedades contagiosas a las que el niño pueda haber estado expuesto.
  • Un anestesiólogo revisará a su hijo y responderá las preguntas que desee realizar.
  • En la mayoría de los casos, el cirujano habla con los padres para estar seguro de que el niño está preparado para la cirugía.
    Como progenitor, si su hijo es alérgico a algún medicamento o al látex, asegúrese de que ésta información sea consignada en la historia clínica y que se pueda observar en la parte externa del porta historia.

Cuando llegue el momento de realizar la cirugía, se presentará un enfermero/a para llevar a su hijo hasta el quirófano. Usted puede acompañarlo hasta la puerta de entrada. Ése es el momento de abrazarlo, besarlo y decirle que estará esperándolo muy cerca y que pronto lo verá nuevamente. Se verificará de nuevo la identidad de su hijo y se controlará que toda la información de la ficha del paciente es correcta. A usted le indicarán dónde esperar mientras se esté llevando a cabo la cirugía. Cuando finalice la intervención, el cirujano hablará con usted y le informará sobre la misma.

Después de la cirugía:
Luego de la cirugía, la mayoría de los niños van a la sala de recuperación (o unidad de cuidados post-anestésicos) hasta que desaparezca el efecto de la anestesia. Según el tipo de cirugía, su hijo puede ser dado de alta o puede ir a:

  • Su habitación asignada durante su hospitalización, donde permanecerá durante 24 horas como máximo.
  • Su habitación asignada durante su hospitalización, donde permanecerá durante unos cuantos días.
  • Una unidad de cuidados intensivos ( pediátrica o neonatal ) durante unas horas o unos días, luego a su habitación asignada hasta el momento del alta.